Conoce acerca del menudeo ¿qué es? Y consejos para llevarlo a cabo

Si bien es cierto que para iniciar en el mundo del comercio se necesita de mucho tiempo, para afianzarse y empezar a ver ganancias ostensibles, quizás esto podría cambiar con una práctica que ha ido en auge en los últimos tiempos y posiblemente no conozcas a detalle, sí, se trata del menudeo.

 

Esta técnica comercial consiste en la “venta al por menor” según la Real Academia Española, siendo una entrada bastante eficiente a ganancias y excelentes oportunidades financieras. Esta práctica tiene su propio marco jurídico, pues sólo la pueden realizar personas naturales a través de bancos universales o tasas de cambio autorizadas.

 

El menudeo se basa en generar ingresos en el menor número de tiempo posible, y es también semejante al sector retail o retailers, que aquellas personas que trabajan de esta forma, la cual, en los últimos años ha provocado un sinfín de resultados benevolentes y positivos, y éstos han sido manifestados por una cantidad inmensa de personas, tanto reconocidas como cotidianas.

 

“Hago el menudeo en los trenes cuando voy hacia el trabajo, aquí, en Nueva York. Lo hago muy simple: producto en la mano. Preparo mi producto en el tren y mucha gente me ve, y ahí entro en acción; aunque mucha gente me ignora, yo le sigo con el que sí quiere”, dice Aurelio Zacarías, quien vive en Nueva York, Estados Unidos; y enuncia con aires vivarachos un rendimiento acrecentado con unas técnicas de comercio en el tren de New York.

 

Otro ejemplo de estas reacciones acerca del menudeo se halla en Bogotá, Colombia; pues Ricardo Arturo Rodríguez Vargas, dice que “donde voy le comparto a la gente que veo que puedo ayudar (gente con muletas, que tose, con cigarrillos, etcétera). Le pregunto si quiere mejorar, el que dice que sí, me da sus datos y le llevo producto; el que dice que no, le dejo mis datos y lo invito a llamarme”. Esta estrategia es fundamental, primero preguntar las necesidades, y después ofrecer el producto, ya que, iniciamos dando la impresión de amistad solamente, y después, como si fuese un favor, le enunciamos que vendemos justamente aquello que amerita o que podría necesitar, y éste lo verá más como una muestra de suerte que un oportunismo.

 

Viajamos a Venezuela y hallamos en San Cristobal, Estado Táchira; a un Orlando Pernia, quien se pronuncia de esta manera cerca del menudeo: ““Me identifico con ayudar al que realmente preste atención inmediata, y genere confianza en mantener un consumo promedio del producto: Magnus, Optimus y Omni Plus. Si mantiene su consumo promedio por tres meses, mientras avanza en su descuento como nuevo Empresario Omnilife, me brinda confianza de pensar que he realizado un buen esfuerzo. El mejor esfuerzo del menudeo es que te permite mantener tu consumo personal y mejorar tus ingresos inmediatos para cubrir necesidades. Por lo general, reinvierto mis ingresos en la compra de productos para mi consumo sin pensarlo dos veces, y así mantengo un stock que crece día a día. Hoy por hoy, manejo un stock de casi cinco mil dólares”.

 

Sin dudas, las impresiones son raudales, por ende, no hay que pensarlo mucho antes de empezar en este negocio tan próspero. No obstante, debemos saber que los principios comerciales para poder vender, como la espontaneidad, la empatía, la confianza, la firmeza, la seguridad y demás son necesarios, aunque en planos más veloces posiblemente, debido a que, como se trabaja en lugares públicos, la gente normalmente va de paso, y no desea perder tanto tiempo, porque se dirige a algún lugar en específico u otra razón.

 

En los últimos años esta práctica viene ameritando de una excelente oratoria, persuasión y naturalidad, que tienen como triunfo el generar un nivel abultado de ganancias. Disfrutar de nuestro trabajo es quizás el requisito más importante y dejar atrás toda pena, ya que, el día de hoy podemos ser vendedores ambulantes, entretanto el día de mañana podemos ser vendedores al mayor, con nuestra propia tienda y demás, eso en caso de ser un vendedor en las calles.

 

Ya sabes, si deseas tener ingresos económicos en el menor tiempo posible, e ir rápidamente repitiendo el ciclo, la venta al menor es una excelente opción.